Carta abierta a Elián González

Si el gobierno cubano gastó millones en las concentraciones hechas en tu honor, sacados del dinero que no pagó a mis padres en sus míseros salarios; si cuando tenía once años fui bombardeado con todo tipo de imágenes en las que salías tú y obligado a participar de una forma o de otra en actividades por tu regreso; si tu mérito era sólo una inocencia infantil que has perdido por completo… ¿por qué no escribir al ex niño balsero?

Elián:

Ante todo quisiera dejar bien claro que lamento todo lo que te ocurrió en noviembre de 1999. Debe haber sido realmente terrible tu experiencia, y siendo tú un niño que nada tenía que ver con la política ni eras culpable de las decisiones de tus mayores, te viste envuelto en una travesía involuntaria y fatídica.

Víctima, eso es lo que eres; víctima desde la hora en punto en que tu desesperada madre decidió que te llevaría con ella, poniendo en riesgo la vida de su pequeño de sólo cinco años y acabando con la suya propia; fuiste víctima de la soledad inmensa de mar abierto y del miedo sobrecogedor que ella parece generar.

Náufrago desde que entraste al agua sobre aquella frágil embarcación que te llevo a otro país, al llegar allá tampoco estuviste a salvo y entonces te convertiste en víctima de una furiosa campaña mediática. ¿Cómo y por qué la vida había cambiado tanto? Mucho tiempo después, cuando ya ni tú ni yo somos niños, entiendo esa mirada triste y perdida que tenías. Caigo en la cuenta de cuán víctima se puede ser cuando no se es responsable de absolutamente nada. Lo siento mucho, Elián. De veras lo siento.

El destino que te aguardaba de regreso a tu tierra no resultó ser la compensación por tanto sufrimiento. Nunca volviste a ser anónimo y te criaron con atenciones y lujos que te impidieron crecer como un niño normal. El hombre que comienzas a ser ahora también es el resultado de tantos traumas. Una vez más, me compadezco de ti y siento muchísima pena… hasta cierto punto.

Porque resulta que en algún momento se deja de ser una víctima, la inocencia se pierde y se comienza a tener conciencia propia. Además, debe ser dañino para cualquier persona sentir que el resto del mundo le tiene una lástima irrenunciable. Y tú has tenido sobredosis de lástima, con afectaciones severas a tu carácter, obviamente.

Leyendo tus declaraciones de la semana pasada, entiendo cuánto daño te han llegado a hacer aquellos sucesos del 99’. Tu discurso en Matanzas ha venido a cerrar el círculo: no sólo fuiste un niño infeliz, sino que te convirtieron en un producto del adoctrinamiento dirigido. Has pasado a ser un repetidor del discurso de quienes han llevado al país a un grado de destrucción tal, que miles de cubanos han preferido lanzarse al mar y enfrentar a la mismísima muerte antes que vivir un día más en la miseria asegurada. ¡Hay tantos de ellos que no han conseguido alcanzar el sueño, sino más bien vivir una pesadilla en su afán humano por una vida mejor!

Eso es precisamente lo que quisieron para ti, una vida mejor; por eso te secuestraron (la legislación vigente juzga como secuestro el montarte, cuando eres niño, en una embarcación ilegal para salir del país) y pusieron tu existencia en peligro grave, todo con el deseo de darte un mañana más prometedor. Tu caso fue el ejemplo de lo que es capaz de hacer y las penalidades que debe sufrir la familia cubana cuando sueña con prosperar y va a por ello contra viento y marea, literalmente.

Pero que no se diga que no lo consiguieron: como alivio, se puede afirmar que tu bienestar en este sistema ha sido infinitamente mayor que el de cualquier cubano. Tus padrinos son las personas más poderosas de acá y sólo te queda esperar que su reinado continúe por muchos, muchísimos años más. No tienes que esforzarte para nada, aunque el curso de los acontecimientos me indica que deberías prepararte para un eventual abandono por parte de tus patrocinadores, bien porque dejes de serles útil o bien porque habrá acabado su juego con el poder.

¿Que sufriste las consecuencias de la Ley de Ajuste Cubano? ¿Que la política norteamericana es la culpable de lo que sucede? Nada más piensa en lo siguiente: antes de llegar a EE.UU., todo cubano tiene que salir de aquí primero. ¿Y qué es lo que lo hace salir? Si vamos a hablar de leyes, entonces hablemos de una Ley de Falta de Futuro que tiene esta Isla, un decreto no escrito e impuesto por aquellos a los que tú imitas hoy cuando usas palabras como “mafia terrorista” o “la desinformación del pueblo norteamericano”. Piensa también en todos tus compatriotas que llegan a cualquier lugar del mundo en donde no existe esa bendita Ley de Ajuste. Los cientos de miles de emigrantes cubanos tienen un denominador común: para ellos, cualquier lugar es mejor que Cuba. Cuando algo así está sucediendo, no queda espacio para dudar que algo muy malo ocurre en nuestra nación.

Un  consejo de buena voluntad: no confíes demasiado en la infalibilidad de tus dioses, pues las religiones mueren a medida que la gente deja de creer en ellas. Un síntoma evidente es que tus alitas de querubín, aquellas con las que una vez te vio regresar este pueblo, ya se te han caído de la espalda.

Víctor Ariel González Celaya

Anuncios

3 comentarios en “Carta abierta a Elián González

  1. marctogo

    Mira estoy de acuerdo contigo que el pobre Elian es utilizado con fines politicos y es penoso. Pero que la ley de ajuste cubano es immoral no se puede negar. Un ejemplo hace 3 o 4 anos atras en Navidad una embarcacion con 94 haitianos se hundio en el mar, muchos ninos murieron , de la misma edad que Elian en aquel entonces, solo el papa hizo alusion al caso en su misa de fin de ano y nada mas. Se escribio apenas lineas en los periodicos comparado con Elian que eran ya telenovelas.
    entonces yo te pregunto ya los cubanos no les hace falta tarjeta blanca para salir, si eres profesional, se desvincula y al cabo de tres anos te vas. Antes la justificacion que daban de la ley de ajuste cubano era esa. Pero desde principios de este ano ya no es el caso.
    Cual es la diferencia entre un emigrante haitiano y un cubano? Ninguna porque los dos son pares de muertos de hambre. O es que eres rascista? Si es afirmativo entonces amigo no puedo ayudarte y deja al pobre Elian tranquilo. No hagas lo miso que hacen sus padrinos con el, por favor, sino te dire quien eres.

  2. Alejandro

    Magnifico Post. No hay duda alguna que el caso desafortunado del naufragio de este niño balsero, sirvió a los de causantes del éxodo de millones de cubanos, para orquestar una campaña mediática en la cual gastaron millones de dolares y han utilizado a ese niño de instrumento publicitario durante toda su infancia; si ahora después de mayor se sigue prestando para apoyar a los que obligaron a su madre a tomar esa decisión, que la llevo a la muerte y puso en peligro su vida; para mi no merece ningún respeto ni consideración. Que le siga chupando la teta a la vaca de los Castro, hasta que se le vacié la ubre, que ya no le falta mucho.

  3. Yackelin

    los Haitianos tienen igualdad de beneficios en usa q los cubanos, las leyes son para refugiafos haitianos y cubanos.
    ademas te quiero aclarar q esclavitud, dictadura, violacion de la constitucioa y no libertad; no existen en otros paises.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s