Acuse de recibo (parte II)

Los cubanos no tienen una organización independiente del Estado con capacidad de convocatoria para provocar un paro nacional. Los venezolanos sí.

La única organización cubana con capacidad de convocatoria suficiente es la que posee los establecimientos a donde llegan los alimentos racionados: se arman enormes colas para conseguirlos. Pero claro, que eso no es política.

Otra diferencia notable con Venezuela es que allá cuentan con una oposición cuyo alcance es masivo. Así quedó demostrado cuando estuvo a pocos puntos de ganar en elecciones presidenciales. Pero en Cuba la oposición fue desmontada y casi aniquilada. Hay un solo partido legal, que no reconoce tendencias políticas contrarias a los intereses del régimen establecido y, por supuesto, no hay elecciones. Los otros partidos que existen en Cuba están proscritos. La policía suele impedir que la sociedad civil independiente realice cualquier actividad, por pequeña que sea.

Por el contrario, en Venezuela existen varios partidos políticos que el gobierno está obligado a reconocer y de hecho reconoce, por mucho que le pese al oficialismo. Esos grupos de opinión tienen la capacidad de llevar al presidente del país a una negociación. La dictadura venezolana es una bicoca comparada con su homóloga antillana.

Esos disímiles partidos políticos de Venezuela participan en el Congreso nacional, pues todavía les queda poder legislativo. En cambio, los diputados cubanos (que no son siquiera parlamentarios, como acotase un comentarista de este blog) no legislan. Es más, no ha habido en todos los años que lleva funcionando la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) en Cuba una sola ley que se rechace; ni siquiera una ley que no haya sido votada por unanimidad. ¿Por qué? Porque ni existe un Congreso propiamente dicho, ni existe una oposición dentro de él. La ANPP es una pieza utilería: sólo sirve para ambientar una historia falsa, para recrear una democracia de ficción.

Ahora viene quizá lo más importante: existe en Venezuela algo maravilloso que se llama internet. Puede que en aquel país hayan cerrado periódicos y canales televisivos de tendencia opositora –que aún el chavismo no ha logrado eliminar del todo– y puede que los partidos que mencionara arriba cada vez sean más hostigados, pero aún a la gente le queda la red de redes. Internet es el foro más libre y accesible, en donde inclusive se han gestado movimientos democráticos que han derrocado dictaduras.

cid logo
El CID tiene un número creciente de miembros que forman parte de la oposición cubana

En cambio, los cubanos no tienen un medio tan universal de comunicación. El régimen de la Isla se ha cuidado mucho de poner la web al servicio de todos porque sabe que sería un vehículo para acabar con la dictadura. Es tal el oscurantismo mediático que impera en Cuba, que la mayoría de la gente no sabe siquiera qué son Twitter o Facebook. En los medios oficiales lo único que se dice de estas redes sociales es que son, como los villanos de caricatura, “malos porque sí”.

UNPACU bandera
La Unión Patriótica de Cuba es otra prestigiosa organización opositora a la dictadura cubana.

Ahora le pregunto al lector que se cuestionase el coraje de los cubanos: ¿de verdad cree que es posible un levantamiento popular aquí?

El caso cubano es muy singular. Una cuestión muy compleja que tiene matices casi infinitos. Seríamos demasiado injustos si nos apresurásemos en decir que falta coraje y ya. La realidad que yo vivo, y la gente con quien tengo el honor de trabajar, me hacen pensar que pronto la realidad cubana va a cambiar de una manera mucho más visible: porque lo que es cambiar, hace bastante tiempo que estamos en eso.

Anuncios

5 comentarios en “Acuse de recibo (parte II)

  1. Angel

    No es un problema de falta de coraje es una doble moral q se ha desarrollado y que ya forma parte de la cultura del cubano,asisten a las falsas elecciones ,pertenecen a los CDR,FMC,CTC,,,etc,etc,,y en la bodega ,la parade de guagua,el centro de trabajo se quejan ,critican ,,,en fin,,, estan en contra del Sistema.No ,no es possible un levantamiento como lo hay en Venezuela pero si se puede NO PARTICIPAR,no legitimizar el Sistema ,claro hay q arriesgar algo ,el trabajo ,el studio ,en fin ,,pero nadie va a la carcel por no participar,,La imagen al mundo no es de inconformidad sino de apoyo al Sistema.Los cubanos somos esclavos por voluntad propia y no queremos arriesgar la miseria del presente para buscar un future mejo.

  2. Albeiro

    La principal diferencia , es que Chavez , compró la imagen de la Revolución Cubana , pero compró la imagen , que él necesitaba, sin garantías , pues no solo , el producto estaba caducado , sino que además ya nadie creía en ella. A él le sirvió, pero a nadie más .

    No puede establecerse un punto de comparación entre Venezuela , y Cuba , en ningún aspecto . Como bien dice ……”El caso cubano es muy singular. Una cuestión muy compleja que tiene matices casi infinitos………”

    Los que no somos cubanos , y no hemos vivido en Cuba, nunca podremos saber, su dimensión .

    Pero , no se trata de coraje , de valentías, de alzamientos , de lanzarse a la calle .

    Es mucho más loable, respetable, y por ende , difícil. Cambiar aquello, que resulta deficiente , desde la legalidad , si se pretende , que prospere , y evolucione dicha legalidad.

    En la antigua Roma , los cristianos , fueron perseguidos , y crucificados , pero al final el emperador , tuvo que hacerse cristiano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s