¿Estado de Derecho o derecho del Estado?

temes
Parodia que hizo Guamá a la revista Temas. Imagen tomada de Periódico Guamá: contra el mongolismo mediático

Existe en Cuba un piquete de existencialistas que profesan una especie de comunismo light. Son “revolucionarios”, pero “críticos” con el proceso, y se sienten herederos de un aura mística proveniente de un “proyecto social puro”. Son los defensores de la continuidad del régimen, aunque claro, a este no lo llaman así. Se mueven única y exclusivamente por donde les indican que se pueden mover y su misión en esta vida sería regresar un estado “virginal” de la Revolución.

Sus diferencias internas tienen sólo que ver con el momento histórico en que cada uno cree que “se perdió el rumbo”. En cuanto al rango temporal de esa suposición, nunca se arriesgan a retroceder más allá de 1961 porque, según dicen, el socialismo es una condición inherente al cubano. Les parece que somos mejores así.

Eso sí: les encantan las comodidades que ofrecen los productos traídos de países con libre mercado, o prefieren tomarse una cerveza importada antes que una nacional. Toda su “revolucionaridad” no compensa el hecho de que esas bebidas extranjeras saben indiscutiblemente mejor. Lo cual no quita que de vez en cuando, cuando el bolsillo está vacío y no están dándole un tur político a cualquier visitante foráneo libidinoso, le metan mano al primer chispa e’tren que les cae enfrente.

Bueno, será mejor no generalizar, porque esta gente tiene sus gradaciones. Abstemios habrá. Y será mejor que diga finalmente de qué estoy hablando: el último jueves del mes de mayo fui a un encuentro que organizó la revista Temas en el centro cultural Fresa y Chocolate. El “debate” que tendría lugar allí versaría sobre el Estado de Derecho en Cuba. Toda una tentación que no pude aguantar. Al llegar, pululaban personajes como los que describí antes.

Estaban presentes allí el director de la revista Temas, Rafael Hernández, y cuatro panelistas. La apariencia de los miembros del grupo era de lo más variada.

Pero no había ningún representante opuesto al gobierno. Como suele ocurrir en espacios propiedad del Estado, quienes estaban allí no contaron con que hay una parte de Cuba que no es escuchada aunque sus argumentos sean sólidos y su expresión coherente. Ni siquiera un periodista independiente había. Las voces que tendrían la palabra en el panel estaban seleccionadas de antemano. Sin embargo, en el público sí estábamos presentes periodistas y juristas independientes, líderes de la oposición, entre otros representantes de esa sociedad civil que el discurso oficial trata de mantener en la oscuridad.

Para discutir sobre un verdadero Estado de derecho deberían estar en aquella reunión los representantes de todos los grupos y comunidades posibles. Sobre todo los miembros de la sociedad que suelen ser discriminados. Un debate alrededor de un tema tan importante debe ser lo más inclusivo posible. También debería empezarse por reconocer que lo que comenzó en 1959 fue la consolidación de una dictadura terrible.

Dicen que el exceso de expectativa pude llevar a grandes decepciones. ¿Podía esperarse algo más de este espacio que auspicia la revista Temas?

Al cabo de unos minutos de comenzadas las intervenciones de los panelistas, supe que la ansiada y verdadera discusión por los derechos en Cuba va a tener que esperar. Aquí les dejo algunas de las notas que hice respecto a lo que plantearon –o dejaron de plantear– los controladores del evento:

  • Rechazo a los conceptos “burgueses” de los derechos humanos.

  • El socialismo es irrenunciable.

  • La revolución nos dotó, como ciudadanos, de un poder ilimitado

  • El “proyecto revolucionario” es un proyecto “humano” que no se puede abandonar

  • “Yo no me he leído la Constitución” (esto lo dijo el más joven)

  • Las “comunas campesinas” ¿? de Venezuela son un ejemplo a seguir

  • “En una plaza sitiada, la disidencia es traición” (esto también lo dijo el más joven)

  • “El pluripartidismo es tremenda complicación”

  • Ahora mismo se está negociando con “capitalistas” (esto lo dijeron en un tono que sonaba como de espanto)

  • Recurrencia de la idea de una Asamblea Constituyente que no plantea la eliminación de su artículo “por el socialismo eterno”

Y un patético etcétera.

¡Oh, sí! ¡Con esa gente vamos a lograr el Estado de Derecho! Ellos son, en realidad, quienes garantizan el derecho del Estado cubano para intervenir en la vida de todos, reprimir a bota suelta, censurar. A fin de cuentas, ¿no nos da el Estado ese espacio que dirige Temas para que hagamos catarsis? ¿Acaso no nos dieron los panelistas del comunismo light la explicación de todo cuanto nos rodea?

Gracias, queridos izquierdosos, por tratar de iluminarme. Y perdónenme si rechazo sus ofertas por estar demasiado metido en “el lado oscuro”. Yo, como ustedes, también prefiero la cerveza importada, pero soy incapaz de renegar de su procedencia. Creo que si vamos a discutir en serio, habrá que empezar con otro pie.

Nota importante: esto no es contra los socialistas democráticos, conste.

Anuncios

9 comentarios en “¿Estado de Derecho o derecho del Estado?

  1. Joel

    Excelente artículo Victor Ariel. Me gustó muchísimo. La verdad no te había leído antes. Ciertamente que con estos “elementos” que tenemos de herederos, jamás tendremos un estado de derecho. No sólo son simpatizantes sino que además son cómplices del régimen; y defienden, como bien tú dices, el derecho del estado.
    Felicidades por tu blog y te deseo el mejor de los exitos porque necesitamos de más personas como tú para lograr una Cuba mejor donde quepamos todos los cubanos.

  2. AQUI

    Tan joven este articulista y tan ingenuo…pero sobre todo, tan amargado. Es una pena, compadre, que sufras tanto… Pero mas pena deberia darte no ser parte de algun grupo de jovenes, no UJC que quieren cambios de verdad, y no andar en la boberia de tirar piedras a troche y moche y sin argumentos.

  3. Lester

    Victor, ya extrañábamos tus reflexiones de lunes.
    No hagas caso de los comentarios incongruentes. Quien calla no siempre otorga, a veces lo que no tiene es ganas de discutir con estúpidos
    Era de esperar que todo lo de Temas seria un monólogo del absurdo, pero la sola presencia de lo diverso en el auditorio, ya fue un triunfo. Seguramente generaron mucha ansiedad a los panelistas, que temían cualquier comentario desestabilizador fuera de su guión parafrenico e insustentable.
    Si ese sujeto se leyó la Constitución, ciertamente fue en una reunión de la UJC (pues dices que fue el mas joven, cuan joven?) cuya finalidad desde hace mucho no es el análisis ni el debate, sino hacer un acta y entregarla al mando superior. El pobre, su débil existencia no le permite “complicarse” con un concepto tan ¿abstracto? como pluripartidismo.
    Sobre el carácter burgués del respeto a los derechos humanos, perdón pero no puedo comentar. Asumo que tiene que haber sido una broma. Ni siquiera alguien con el cerebro del tamaño de un chícharo (cuando esta inflamado!) puede abrir la boca y escupir racionalmente algo semejante.
    Animo. Paz y Bien. En 7 días estoy aquí.

  4. El Jurista Alegre

    Vitico, mira, que a uno le guste la cerveza extranjera no significa que le guste el pais donde la fabrican. Hay que empezar por escupir los malos argumentos, nada de “nuestro vino amargo pero al final nuestro vino”. A lo bueno, bueno.
    Pasando a temas mas profundos, tal vez seas periodista de profesion, aunque puede que ni siquiera tengas una profesion como tal, y ejerces ese “periodismo por cuenta propia” que tan fresco brota de tu pensamiento y tu pluma. Lo que si se nota es que no eres jurista. Un articulo como este merece una segunda parte, para el que necesitarias, sin lugar a dudas, navergar en aguas mas hondas. Conectate con algun abogado. Te recomiendo, no es una burla, la “Filosofia del Derecho” del profesor Julio Fernandez Bulte, donde el fallecido catedratico enuncia los principios que informan el Estado de Derecho de tal manera que cualquier buen entendedor se da cuenta de que no lo tendriamos jamas en Cuba.
    Puntualiza en tres aspectos: Triparticion de Poderes, Teoria de la Representacion y Principio de Legalidad.
    Las estructuras de poder politico y el diseño que tiene la administracion central del estado en Cuba impiden e impediran en el futuro que tales principios puedan conseguirse. De manera que, muy lamentablemente, no hay, no habra Estado de Derecho mientras haya socialismo. Dixit!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s