Sentirse importante

Llamar la atención de grandes medios como el New York Times (NYT) representa todo un logro. Que un ícono de la prensa de un país con gran tradición en el oficio dedique tres editoriales en un solo mes a mi pequeña nación constituye casi un milagro.

Para algunos norteamericanos, no lo dudo, es como si Cuba hubiese emergido del azul del caribe y de pronto estuviese allí, con sus playas y su gente ruidosa y afable, su refrescante daiquirí a 6CUC en el Floridita y sus mujeres baratas y bellas. Un paraíso para el turismo que busca ciertos productos exóticos. Lo cierto es que desde el caso Elián González no se le dedicaba tanto tiempo a “una pequeña isla comunista dirigida por el dictador Fidel Castro”, como la llamaron alguna vez en la serie South Park.

¿Qué es Cuba? Seriamente, nada. En territorio bastante poco, en economía un patético circo, en población cada vez menos. Incluso, ahora que lo pienso, creo recordar que al venir llegando en avión y vislumbrar La Habana, ésta se me antojaba borrosa como un espejismo aun con cielo despejado. Luego mi país aparecía de la nada.

Hace años escuché un cuento que me convenció todavía más de este olvido, al que Cuba se precipitó cuando los hielos de la Guerra Fría se derritieron más que nunca: Un amigo de un amigo viajaba a Puerto Rico y allí conocía a un marine. Conversaba un poco con el hombre y le preguntaba sobre la posibilidad de que EE.UU. invadiera Cuba –ese temor que el régimen siempre ha querido meterle en la cabeza a la gente–. El militar norteamericano, hablando en inglés, le respondía algo que traducido al cubano quedaría como “¡Ni’jo, no!”.

¡Porque no somos nada! Solo que nos encanta el estrellato, y las páginas del NYT han venido a satisfacer esa necesidad de protagonismo que hacía rato no tenían nuestros grises dirigentes. Los editoriales del neoyorquino también han resuelto el problema de la cuota informativa que la prensa local nos trae a diario: muchos cubanos leen algo del Times por primera vez porque ahora eso es lo que hay, lo que vino, lo que toca.

Por eso, llamar la atención de grandes medios como ése representa todo un logro, sí. ¿Pero un logro para quién? Creo que eso merece otro post.

Como además no creo en milagros, recelo tanto de las intenciones del NYT y de toda esta vorágine del acercamiento, justificada fundamentalmente en que el gobierno cubano ha derogado prohibiciones a su pueblo que jamás debieron existir en primer lugar. Lo otro, dice el Times, es que el embargo sirve como una justificación para la tiranía. No señor: uno de los discursos más cultivados de la dinastía Castro es el de la apologética, toda una máquina de inventarse justificaciones, algunas más cínicas que otras para mantenerle la cabeza pisada a la gente.

Este asunto de sentirme importante me ha dejado, por desgracia, más preguntas que respuestas. ¿Publicaría el Times las fotos mostrando la represión a disidentes de un sistema con el que las relaciones son “normales”? ¿Continuaríamos siendo tan importantes para ellos?

Anuncios

3 comentarios en “Sentirse importante

  1. agaper

    Si, tienes toda la razon del mundo, xk si somos una nulida, como dices, entonces xk:
    1- un bloqueo x casi 60 anos.
    2- una invasion x bahia de cochinos
    3- mas de 600 planes de atentado contra Fidel y otros lideres cubanos
    4- por que Kissinger queria invadirnos en el 73
    por que no nos dejan conectarnos a los cables de fibra optica que pasan cerca de cuba
    5- por que…….. otros miles de xk s.

    1. Lalito

      porque si,…el embargo porque se robaron todas las propiedades norteamericanas (no hubo compensación, fue un robo), en Bahía de cochinos fueron cubanos igual en el Granma en 1956. Kissinger quería invadir en el 73 y Fidel tirar los cohetes en el 61, el cable de fibra entra en “el embargo” (te acuerdas del robo de las propiedades?) no hay cable, ya tienen cable por venezuela y los cubanos siguen sin internet.

    2. Kanirbis Kanortepedes

      Esa isla siempre se ha sentido el hombligo del mundo ,pero cuano se sale de Ella rápidamente se sabe que no es nada. A nadie le interesa. No es estratégica .Los americanos se van a Adganistán, a Siria porque les interesa, hay petroleo.Pero Cuba no tiene nada.No es ni un mercado bueno porque tiene muy pocos habitantes y sin poder adquisitivo. Es mejor dejarlos a ellos que se atormenten entre ellos la vida, como lo vienen haciendo hace mas de cinco décadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s