Esperando “La Noticia”

Mientras se acercaba el mediodía de este viernes, los rumores se hacían cada vez más fuertes. A tres semanas del comunicado presidencial sobre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con EE UU, corría la voz de que el presidente Raúl Castro volvería a ofrecer una alocución.

Dado lo dramático de las palabras del General-Presidente durante el anuncio del pasado 17 de diciembre, lo único que podían pensar muchos es que hoy se informaría que el ex presidente Fidel Castro, quien gobernó Cuba durante 47 años, finalmente había muerto o se encontraba en estado crítico. Después de todo, el Jefe de la Revolución no sale en público hace más de un año.

El suspenso es terreno fértil para las especulaciones. Durante la espera por algo que no se sabía si iba a suceder, llovían los mensajes de texto y los correos electrónicos en nuestros teléfonos. Las señales eran contradictorias: de un lado, los editoriales que gustan de adelantarse a los hechos cayendo en la tentación de la primicia; por otra parte, los desmentidos que parecían salir de los propios medios oficiales, comúnmente silenciosos cuando Fidel Castro “muere”. Porque –conste– esta no es la primera vez que se afilan los lápices para redactar el certificado de defunción del octogenario anciano.

Para colmo, la redacción de 14ymedio no tenía servicio eléctrico desde temprano en la mañana, y sólo gracias a unas baterías guardadas para casos de emergencia sintonizábamos una olvidada radio, esperando alguna confirmación. Pero nada: las emisoras transmitían los programas de siempre, sin indicio alguno de que transcurría una jornada fuera de lo normal. Como “el tiempo lo dice todo”, pasadas las doce del día era indudable que no habría alocución presidencial.

De todas formas, muchos cubanos continúan esperando La Noticia. Las mayúsculas son con toda intención de resaltar las veces que hemos imaginado ese instante, cuando escuchemos las palabras que pondrán punto final a un capítulo de nuestra historia que tiene nombre de persona. Persona que, por cierto, quisiéramos olvidar, a no ser porque representa lo que no debe ocurrir otra vez.

Lo irónico es que quizá La Noticia no tenga un peso político tan importante como el anuncio del 17 de diciembre último, que realmente marca nuestro futuro de forma inmediata. Fidel Castro está políticamente en coma desde hace años, pero el día que se le entierre será cuando empiece realmente la “hora cero” de la política cubana y, por supuesto, de la prensa también.

Texto publicado originalmente en 14ymedio.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s